Sigueme en Facebook Sigueme en Twitter

Posts Tagged ‘muerte’

Los difuntos pueden convertirse en Vinilos

La última moda británica es convertir las cenizas de los difuntos en vinilos. Este servicio lo brinda la empresa privada And Vinyly por alrededor de 3000 libras y con un valor añadido: está permitido grabar en el disco lo que desee el familiar como canciones, discursos, testamentos.. Sea o no de nuestro agrado, hay que […]

La muerte y la moda

Hoy en día todo vale para vender. Lo podeis comprobar en esta colección de anuncios de moda de “muerte” publciada por Buzzfeed

Se creían reinas

Madre e hija izando bandera. Como si el mundo entero pendiera de esas cincuenta apelotonadas estrellas.
Jugaban a sentarse en cualquier banco desgastado y a conquistar a los viandantes con un patriotismo tan patético como las franjas rojas y blancas que ondeaban en el aire.

Se creían reinas de todo siendo mendigas de alma. Sin nada mejor que ofrecer que una nacionalidad vergonzosa en su pasaporte.

De esos que duelen

Y cuando pienso que eres olvido.
Vuelves a ser recuerdo.
De esos que duelen. Que sangran.

Tejiendo sin descanso

No olvides que vigilo. Cada uno de tus pasos. Controlo tus puntos de vista y escribo un destino del que un día serás dueño.
Estoy escondido en tus oscuras pupilas, camuflado en tu pensar y contenido en cada gesto al que tu frágil cuerpo se aventura.
Así que deja de rezar y arrodillarte ante un ente poderoso que la cultura se encargó de inventar para ti.

Bandera blanca

Pero una mañana tonta, me sentí valiente. Capaz de derrotar a cada uno de mis miedos; como si éstos hubiesen alzado una bandera blanca. Así que cuando ella se levantó y se bajó en su parada comencé a seguirle, buscando el momento apropiado.

Siempre estás ahí

Estás ahí.
Sin tú saberlo, eres. Eres en cada calada de mi cigarro, en mis paseos, en cada trago de ginebra que adormece mi tristeza.
Estás presente en mi almohada, que aún huele a esa primavera atragantada en mis pulmones. En mis sueños y en las cinco alarmas que me pongo para levantarme cada mañana. Eres en los susurros del viento; en las notas de cualquier melodía, en cada foto de mi cámara. En el vacío de mi casa, que ya no es hogar ni es nada.

La voz de un ángel imperfecto

Cuando cantaba bajaba el paraíso a nuestros oídos y erizaba de emociones hasta al corazón mas inerte.
Conseguía congelar el silencio en salas abarrotadas de fans. Y de ahí surgía esa enorme y poderosa voz.

Una de cazadores y presas

Llegó a su casa descontrolado. El pulso marcaba un ritmo ansioso en sus dedos. E inquieto buscaba una herramienta para cumplir con su papel de desamparado ciudadano.
Por fín, dio con él. Agarró el bate del garaje y buscó cada reloj de su casa. Fue destruyéndolos, concentrado. Uno a uno, morían en silencio sus latidos.

Una muerte digna

“Yo sólo quería decirte que…”

Fue pronunciar aquella frase mágica y selló mis labios con sus manos.
Un “cállate la boca” camuflado de caricias. Y lo peor de todo, es que me gustó.
Sería por el roce de su piel, su mirada, o por su maldita manera tan encantadora de entrelazar sus dedos en mi cara…


Website creado por Diseño Web Valencia Orsus Soluciones Informaticas